Cuando uno piensa en el termino “Ciudad Inteligente” uno automáticamente piensa en el futuro, piensa en alguna película de ciencia-ficción, pero la realidad es que ese futuro podría estar a la vuelta de la esquina. Taipéi tiene, junto a la fundación IOTA, un proyecto para investigar la adopción de la tecnología blockchain en su ciudad; servicios públicos, identidad virtual en sus ciudadanos, entre otras cosas, apuntando así a la construcción de la primera ciudad inteligente en el mundo.

IOTA es el inventor de la plataforma blockchain “Tangle”, un ledger (como un libro mayor) distribuido sin bloques siendo escalable, liviano y permitiendo transferencias sin ninguna tarifa cobrada.

Bajo esta asociación, IOTA y la ciudad de Taipéi estarán explorando todas las posibilidades de utilizar la tecnología que proporciona IOTA para maximizar y satisfacer por completo las necesidades de los ciudadanos. Se irán llevando a cabo bastantes proyectos con el fin de mejorar la integridad de datos, servicios públicos y otras áreas. El primer proyecto se trata de tarjetas digitales para los ciudadanos, su identidad virtual por así decirlo, incorporando en ellas la tecnología TangleID.

Tanto IOTA como dirigentes de Taipéi han hablado bastante al respecto de este prometedor proyecto. IOTA dijo que su tecnología podría ayudar a las tarjetas ciudadanas, haciéndolas invulnerables, causando asi un problema resuelto en cuanto a robos de identidad o fraudes al votar. También proporcionaría antecedentes médicos de sus ciudadanos para facilidad en consultas con cualquier médico. Al igual que estas mejoras, se irán viendo día a día nuevas que convertirán el sueño de volverse ciudad inteligente en algo real.

“IOTA es uno de los jugadores innovadores en el mundo de las criptomonedas debido a su tecnología única”, dijo el comisionado del Departamento de Tecnología de información del gobierno de Taipéi, Wei-Bin Lee. “Con Taipéi City siempre pensando en el futuro y con la tecnología de IOTA, esta asociación es un movimiento estratégico para marcar el inicio de la época de las ciudades inteligentes para los ciudadanos de Taipéi”.

Taipéi tiene un tiempo ya con esta mentalidad. Ya han comenzado a desarrollar un proyecto llamado Airbox, que incluye a Realtek, Asus, Lass, Edimax y BiiLabs. El proyecto se basa en la instalación de sensores a lo largo de la ciudad que detectan temperatura, contaminación, humedad y luz para así saber la calidad de aire que respira la ciudad y la evolución que va teniendo. También se están investigando nuevos escenarios para utilizar la tecnología blockchain en la ciudad.

Taipéi, capital de Taiwan, es un país en continua búsqueda de crecimiento y mejora para sus ciudadanos, este proyecto no será la excepción. Un país donde no se han cerrado las puertas a las criptomonedas, y donde no tienen miedo a ser pioneros.