Los Smart Contracts o contratos inteligentes son programas informáticos escritos en código virtual, que tienen la capacidad de cumplirse de forma automática e inmediata una vez las partes han acordado los términos sin caída, interferencia o necesidad de un tercero. A diferencia de los comúnmente conocidos escritos en papel y con lenguaje natural. Al ser estos contratos hechos por maquinas suelen ser mas eficientes y confiables.

La mejor manera de lograr entender a los Smart contracts es comparando la tecnología con el papel. En el mayor de los casos, se dirige a un abogado o notaria, se les paga y comienza el tiempo de espera mientras obtiene el contrato. Con los Smart contracts solo utilizas una bitcoin o cualquier moneda la cual colocas dentro de la maquina que en su defecto seria similar al libro mayor que conocemos, y su usuario que lo deje ingresar a la cuenta. Mas aun, estos contratos no solo definen sus propias reglas y sanciones en torno a un acuerdo al igual que los contratos regulares, sino que hacen que estas obligaciones se cumplan automáticamente.

En una cumbre en DC, enfocada en los contratos inteligentes, se explicó como un activo o moneda se trasfiere un programas, este ejecuta el código y en algún momento valida automáticamente una condición, y determina de la misma manera si este activo debe ir a una persona o regresar al dueño, o si en tal caso debe ser reembolsado a la persona que lo realizo. Al mismo tiempo, el sistema descentralizado almacena y replica el documento que le da seguridad e inmunidad.

En una operación con Smart contracts, un ejemplo podría ser cuando usted quiere comprar una casa y yo soy el vendedor, esta operación de venta-compra se puede hacer a través de la red blockchain pagando con criptomonedas. A usted le llega un recibo el cual se guarda en el contrato virtual; te doy la clave de entrada digital que llega a ti en una fecha especifica, si esta clave no llega en el tiempo estimado, el blockchain lanza un reembolso. Si envío la clave antes de la fecha, la función la retiene hasta llegue la fecha liberando la clave tanto para usted como para mi. El sistema funciona “IF THEN”, esto quiere decir que es presenciado por cientos de personas, asegurando una entrega transparente. Si le doy la llave, estoy seguro de que me pagaran, si se envían cualquier cantidad de bitcoins recibe la clave. El documento se cancela automáticamente después de la hora, y ninguno de nosotros podrá interferir en el código sin que el otro lo sepa ya que todos los participantes son alertados al mismo tiempo.

Estos contratos pueden ser utilizados para mucho tipos de situaciones, desde los mercados financiero, seguros, leyes de propiedad, cumplimientos de créditos, procesos legales y recaudaciones publicas.

Los Smart contracts son el futuro. Estos nos ofrecen autonomía, ya que eres tu mismo el que realiza el acuerdo, no se necesita un abogado o un intermediario para verificarlo. También estas fuera del riesgo de la manipulación de este tercero, desde que se ejecuta automáticamente por la red. Son confiables, estos están encriptados, por lo tanto de ninguna manera puedes decir que los perdiste, y tampoco pueden ser hackeados. Se tiene un respaldo, al estar en blockchain tus documentos son guardados muchas veces.

Comúnmente se tiene que gastar dinero y grandes cantidades de papel, estos documentos son escritos manualmente. Estos contratos usan un software con códigos que automatiza las tareas, por lo tanto se elimina las largas horas de espera. Finalmente estos contratos no solo nos sorprenden con su rapidez y eficacia, si no que además no se tiene que realizar ningún desembolso de dinero.