Día a día se lanzan ICOs alrededor de todo el mundo, y cada vez ganan una mayor atención. Seguramente más de uno de ustedes ha escuchado este término antes, pero realmente no comprenden del todo que significa, ni su importancia en el creciente mercado de criptomonedas.

Una ICO recuerda a las conocidas Ofertas Públicas Iniciales (OPI) o IPO (Inicial Coin Offering), en la que ofrecen acciones de una empresa privada al público. Aquí la diferencia vendría siendo pequeña; en lugar de acciones, se ofrecen criptomonedas a los potenciales inversores.

Una Oferta Inicial de Moneda o ICO (Inicial Coin Offering) es un mecanismo para financiación basada en pedir inversiones en un proyecto o empresa públicamente. Este proceso es realizado a través del método de crowdfunding, que sencillamente es una recaudación masiva de muchas pequeñas cantidades de dinero de parte de una gran cantidad de personas. Todo esto utilizando la tecnología blockchain como el mecanismo de control transaccional. Este es el mismo usado por las criptomonedas, tales como Ethereum y Bitcoin.

En una ICO, se busca una cierta cantidad de tokens (en este caso criptoactivos) encima de una plataforma blockchain ya existente, como son las de Bitcoin, Waves o Ethereum, siendo esta ultima la mas utilizada, y los entrega a los inversionistas. Todo esto se realiza a través de los contratos inteligentes que se encargan de automatizar el proceso, sin necesidad de terceros.

Ethereum es la plataforma principal elegida por los desarrolladores para nuevos proyectos por ser más fácil y por permitirle a los desarrolladores aprovechar la seguridad que les da el protocolo Ethereum, dándole chance en preocuparse más en la aplicación en sí.

La falta de regulaciones en las ICO ha causado que Ethereum, siendo la plataforma más utilizada para lanzar las ICO, haya generado algunas de las mayores estafas que han habido. Sin embargo, si uno realiza su tarea al buscar donde invertir, viendo empresas solidas e inversionistas confiables que las respalden, pueden estar tranquilos. Como en todo, uno tiene que saber en que invertir, por el respaldo y confianza que ofrecen, y en que no hacerlo.

Para entender mejor, usaremos una analogía donde los tokens son una chispa o combustible. Los tokens para una plataforma vendrían siendo lo que una chispa inicial es para una fogata.

Un ICO es la forma de crear la chispa inicial (los tokens) que se usara para iniciar la fogata (la plataforma) que vas a estar creando. Si suficientes personas compran y encienden esa chispa, tendrás suficiente dinero para poder crear tu fogata.  Y cuando la fogata, en este caso, realmente se construya, ya habrá una audiencia preparada para apoyarla.

Por lo tanto, un ICO no es solo una forma de recaudar dinero. También es una nueva forma de atraer clientes y crear una red en los negocios o empresas. Los tokens son algo increíble cuando se entiendo el alcance que pueden llegar a tener. Cuando una compañía vende sus tokens (fichas) en una venta al público, reciben dos cosas muy importantes de vuelta, inversores y clientes. Realmente, como emprendedor, no podrías pedir algo mejor.