El presidente de Venezuela Nicolas Maduro anuncio el día lunes 20 de febrero de 2018 el inicio de la preventa de la criptomoneda Venezolana que estará respaldada por las reservas de petróleo del país como vía de recuperación de la economía de Venezuela a medida de que el Bolívar sigue decayendo, este token trabajara con la misma plataforma Blockchain de Ethereum.

En la preventa de la moneda digital el país recibió 4.777 millones de petros o 735 millones de dólares fue el resultado inicial de las operaciones de intención de compra del Petro el mismo día, Venezuela se ha convertido en el primer país en lanzar su propia criptomoneda, y el presidente Nicolás Maduro analizó el proyecto al afirmar que puso al país a la “vanguardia de la tecnológica mundial”, bien dicho anteriormente cada moneda digital debe tener un respaldo a la hora de que ocurra un desnivel y el Petro tiene que estar preparado para esto, en efecto va a estar respaldada por el recurso nacional que es petróleo, a favor de esto Maduro ordeno el lanzamiento de 100 millones de Petros.

Para los inversores interesados, el Petro  se podrá comprar con monedas fuertes y otras criptomonedas, pero no con el bolívar por el mismo motivo en el que Venezuela enfrenta una de las recesiones más profundas jamás vistas.

“Hemos dado un paso de gigante hacia el siglo XXI”, dijo Maduro en un programa transmitido a nivel nacional.

El presidente Maduro no ofreció ningún detalle sobre los inversores que supuestamente compraron tokens de Petro por valor de 735 millones de dólares, ni auspicio ninguna prueba de su cifra. También agregó que el turismo, las ventas de gasolina y algunas transacciones relacionadas con el petróleo podrían hacerse en Petro.

Carlos Vargas, el superintendente de criptomonedas del país, declaró recientemente que el gobierno esperaba atraer inversores de Turquía, Qatar, Europa y Estados Unidos. Sin embargo, al comprar Petro, los ciudadanos y compañías estadounidenses estarían violando las sanciones, según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Según lo tratado por CCN, el congreso de oposición de Venezuela también ha declarado que la venta de criptomonedas es un instrumento ” ilegal e inconstitucional “, ya que se considera un esfuerzo por hipotecar ilegalmente las reservas de petróleo del país. Y posiblemente puede que no haya barriles de petróleo tangibles por los cuales los inversores puedan comerciar Petros.