Contratos inteligentes, identificaciones digitales y activos digitales propone NEO

La criptomoneda NEO a través de blockchain permite digitalizar activos (con propiedad certificada) y automatizar la gestión de activos digitales mediante smart contracts.

El contrato inteligente implica que la transacción se ejecutará únicamente bajo las normas del acuerdo comercial preprogramado. Este servicio no necesita de intermediarios. Ofrece más transparencia y seguridad a los usuarios. La economía inteligente busca obtener apoyo y validación de gobiernos.

Esta criptomoneda utilizará identificaciones digitales verificables protegidas con blockchain y activos digitales, para el cumplimiento de las medidas gubernamentales. El énfasis de sus fundadores en la economía inteligente confiere a esta moneda confiabilidad y gran atractivo también para empresas.

Compitiendo con Ethereum

Diferente a Ethereum, esta plataforma descentralizada se aventaja utilizando contratos escritos en C #, Java, .NET haciendo posible que mayor número de programadores participe en el desarrollo de un contrato inteligente. Su número de transacciones es de 10.000 por segundo, superando a las 15 por segundo de Ethereum.

Su competencia se ha posicionado como una compañía global e internacional, mientras que la información sobre NEO mantiene sus  raíces y no es ampliada para lectores de habla inglesa.

Actualmente, NEO ocupa la posición 7 en el mercado de criptomonedas con un precio de $128,79. Su suministro total es de 100,000,000. Se encuentran en circulación 65,000,000. El gobierno chino apoya dicha moneda, factor que ha incrementado su popularidad en el país.

Al tener NEO guardado en wallets oficiales igualmente obtienes GAS, otra criptomoneda cuyo valor actual es de $43,41.

En febrero del 2014 Onchain, una empresa de investigación y desarrollo de blockchain de la que NEO es uno de sus proyectos, inicia sus labores. Se llamó AntShares y su nombre es cambiado en 2017 a NEO. Da HongFei y Erik Zhang son los creadores de ambas compañías con sede en la ciudad de Shangai.

Actualmente, Onchain colabora con el gobierno chino proponiendo el proyecto Onchain DNA similar a una blockchain público y oficial de China.

La gran aceptación de esta moneda, su rápido crecimiento y la facilidad que ofrece para realizar contratos genera una gran expectativa de expansión este 2018. Su enfoque inteligente responde a una visualización a futuro.