Cuando una persona decide dedicarse a la actividad de la minería de las monedas digitales, generalmente es sometida a una serie de conceptos y variables desconocidas, como por ejemplo, si usar un CPU, construir un rig o adquirir un equipo ASIC, en este artículo encontrarás información al respecto.

Si estas interesado por entrar en el mundo de la minería de las criptomonedas, primero debes informarte sobre estas. Debes saber qué son, cuáles son, cuáles criptomonedas son minables (porque no todas lo son) y concentrarte en otros más factores que, dado el objetivo del artículo, no entran al caso, pero no dejan de ser importantes porque la información es poder y más en esta industria donde la información te evita asumir riesgos innecesarios. Sin embargo, un concepto que no deja de ser importante en este artículo, es entender de que se trata la actividad del “mining” de cryptos.

Se entiende por minería de criptomonedas, básicamente, que es una actividad por medio de la cual se emiten nuevas criptomonedas y se confirman transacciones en una red de blockchain. La manera en cómo se ejecuta dependerá del algoritmo que use la cadena de bloques para alcanzar el consenso distribuido: Prueba de Trabajo (Proof-of-Work, PoW), Prueba de Participación (Proof-of-Stake, PoS) u otro. La primera, es algoritmo más usado actualmente, como en Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Monero, Zcash y otras. La segunda es usada en combinación con PoW en criptomonedas como Decred, Dash o NEM y de forma individual en Stratis o Lisk.

En el sistema de Prueba de Trabajo (PoW), los hardware de los mineros constan de potentes procesadores (comerciales o especializados) usados para resolver acertijos hash o problemas matemáticos complejos, que una vez resueltos, se constituye un nuevo bloque de transacciones a ser agregado a la blockchain. Todo este proceso es recompensado al minero por medio de una recompensa que es cobrada por el mismo, valorada en criptomonedas.

Estas recompensas representan emisión de nuevas criptomonedas más la comisión por transacciones incluidas en el bloque. Estas comisiones pueden variar dependiendo de la potencia del hardware del minero, la dificultad del algoritmo y la calidad y cantidad de la competencia. Por ejemplo, en BTC la recompensa comenzó siendo 50 BTC por bloque cada 10 minutos, actualmente la recompensa de esa red se encuentra en 12,5 BTC. Por otro lado, la recompensa en ETH inicialmente fueron 5 ETH, actualmente es 3 ETH o menos.

Por lo tanto, la recompensa que el proceso del mineo comprende, tiene un ritmo decreciente a lo largo del tiempo. Esto se debe a que una criptomoneda dependiendo del algoritmo en que esta se encuentre programada, trabaja en función de reducir la oferta a un ritmo establecido. Entonces, esta reducción representaría una menor emisión de nuevas criptomonedas por cada algoritmo resuelto, siendo esto reflejado en el ajuste de la dificultad para generar un nuevo bloque, que dependerá del tiempo promedio en que se tarden todos los mineros para generar el mismo, es esta la razón por la que por ejemplo ya no es rentable minar BTC sino se posee un ASIC.

Por todo lo dicho, se desprende que las variables que influyen en la actividad de la minería de las monedas digitales y en la recompensa son: la dificultad de mantener el resultado del cálculo matemático a un ritmo constante, la escala de especialización tecnológica y la competencia o números de mineros. Un incremento en la primera y en la tercera representaría una disminución en el tamaño de la recompensa, para mantener el nivel de ingresos o aumentarlo es necesario mejorar tecnológicamente tu mina o aumentar en la escala de especialización tecnológica.

Esta escala de especialización tecnológica en combinación de las otras dos variables, determinará qué chip de procesadores utilizar para minar una criptomoneda, si usar un chip de procesadores de una computadora (CPU), de tarjetas gráficas (GPU) o chips especializados (ASIC) (Circuitos Integrados de Aplicación Específica). La regla consiste en que mientras más difícil sea minar una criptomoneda, la escala de especialización tecnológica debe ser superior.

Hoy en día blockchains como BTC que antes eran minables por medio de CPU, actualmente dado que la dificultad de mineo ha aumentado y cada vez más gente empezó a sumarse a esta actividad, el BTC es minable solo por medio de equipos ASIC, al igual que Litecoin o Dash. Para otras criptomonedas como ETH o ZEC se usan equipos con varias tarjetas de video denominados “rig mineros” y otras como Monero o Bytecoin se minan con CPU.