IOTA es una de esas criptomonedas que apareció recientemente como resultado de una venta simbólica. Desde su creación, experimentado un crecimiento en una trayectoria similar a la de Bitcoin y Ethereum, alcanzando un máximo de 5,24 dólares el 20 de diciembre.

Un nuevo análisis de Multicoin Capital sugiere que esta criptomoneda sobrepasa con creces su valor razonable y tiene ciertas inquietudes no abordadas que podrían perjudicarla significativamente en el futuro. Algunas de las preocupaciones incluyen la centralización de la criptomoneda y el hecho de que el equipo detrás de IOTA no deja en claro cuándo desaparecerá su “Coordinador” central. También mencionan que la red se ha reducido varias veces, por lo que es imposible procesar las transacciones de IOTA.

Actualmente cuenta con un market capital de USD $6.675.792.448 figurando de onceavo en el ranking mundial con un precio de USD 2,40 o 0.00016871 BTC.

Vitalik Buterin, fundador de Ethereum, consideró que el equipo detrás de la criptomoneda no hace lo suficiente para asegurarse de que permanecerá seguro en el futuro previsible.

Dijo que la forma en que el equipo ejecuta el proyecto “va más allá de la mera negligencia”.

 

Recientemente, la falta de apoyo para la generación de semillas, ocasionó que los usuarios de IOTA que recurrieran a los sitios web en línea para generar frases para sus billeteras, lo cual terminó una perdida con un total combinado de casi $ 4 millones en IOTA.

 

También se sabe que el algoritmo de hashing que usan provoca colisión, un término que se usa para describir cuando múltiples entradas dan como resultado el mismo hash.