Antes de entrar en detalles de que es exactamente el Tangle, tenemos que hacer referencia de IOTA quien fue efectivamente el que creó este libro mayor. La fundación IOTA fue creada en el año 2014, cuando los creadores de esta plataforma originaron “comienzo” con su único objetivo de desarrollar un microprocesador de internet para “cosas” de ahí se origina el nombre en inglés Internet of things (IoT).

Esta plataforma es un libro mayor distribuido de código abierto que permite a las empresas nuevos modelos de negocios B2B (negocio a negocio), generando de cada proceso tecnológico un servicio potencial para ser negociado en un mercado abierto en tiempo real y sin costos adicionales, y es basicamente lo que se está desarrollando con el tangle.

Tangle es un diagrama acíclico dirigido (DAG) de Quantum-secure, en otras palabras, es un libro distribuido sin escalas, innovador, escalable, ligero y sin tarifas en las transacciones y sin límite fijo en el número de transacciones que pueden ser confirmadas por segundo en la red. A decir así, esta plataforma no se creó de mera casualidad y mucho menos para crear una nueva tecnología de DAG en la que se basó el proyecto, sino el aparente problema del arreglo transaccional para el IoT, y la falta de soluciones existentes que se frecuentan día a día.

A diferencia del bolckchain, que es una base de datos distribuida, formada por cadenas de bloques, tangle algoritmos criptográficos que son inmunes a este ataque de fuerza bruta (a diferencia de los proyectos actuales de blockchain), reduce el impacto de un ataque de consenso cuántico y los nodos tangle pueden funcionar sin estar conectados a la fuente principal, es decir, si hay al menos una conexión a internet esta se puede conectar sin ningún problema, además de que no hay tarifas de transacción en la red de IOTA.

“La razón principal por la que se creó tangle de IOTA es permitir y ser la columna vertebral de la economía de las máquinas. Imaginemos un futuro donde las máquinas comercializaran recursos (computación, electricidad, almacenamiento, ancho de banda, datos, etc.) y servicios entre sí sin la participación de terceros, puramente Máquina-a-Máquina”. Estableció en una declaración Dominik Schiener co-fundador de IOTA.

¿Cómo funciona?

En IOTA no hay “bloques” en el sentido clásico, las transacciones son emitidas por nodos y constituyen el lugar de la tecnología Tangle, es decir, el gráfico de Tangle es el libro para almacenar transacciones, y se considera una sola transacción que hace referencia a dos transacciones pasadas. Esta referencia de transacciones se considera como una certificación, es decir, una transacción autoriza automáticamente a dos transacciones, ambas son válidos y se ajustan a las reglas definidas en los protocolos.

A final los usuarios deben trabajar para aprobar otras transacciones, contribuyendo así a la seguridad de la red, y a medida que una transacción recibe más aprobaciones, se vuelve más aceptada por el sistema y hace más difícil que el sistema acepte dos veces la misma transacción.

¿Futuro próspero?

“Como tal, realmente percibimos que IOTA es la columna vertebral de todos los casos, actuales y futuros, de uso de micro y nano pagos”. -Declaración del CEO  de IOTA.

Las principales industrias en las que se llevan a cabo casos de estudios de uso son las de movilidad, energía, ciudades inteligentes y la infraestructura como en las redes inteligentes. A pesar de que se centran principalmente en el Internet de las cosas y la economía de la máquina, IOTA es muy adecuado para pagos entre personas también, actualmente se está centrado en buscar clientes potenciales y extender el potencial de IOTA a través de IXI (IOTA extensible interface) y en hacer un mayor énfasis en entornos de despliegue específicos y cada vez va tomando más auge en el mercado de las criptomonedas.