Onecoin junto a otras empresas asociadas les fueron allanadas sus oficinas el 17 y 18 de enero por la policía búlgara y americana, resultado de una serie de redadas a nivel internacional junta acciones judiciales contra la polémica altcoin. Pese al cierre de sus servidores, la moneda continúa en operatividad.

El procedimiento se realizó a petición de la oficina fiscal en Bielefeld de Alemania, desplegada por efectivos del policía de Bulgaria en conjunto con las unidades de lucha contra la delincuencia de la Unión Europea. Por su parte la fundadora Ruja Ignatova ha estado envuelta en rumores donde se presume que se encuentra a la disposición de la justicia alemana, dichos rumores no se han podido confirmar.

La empresa se publicita en el mercado como un modelo que garantiza la seguridad de sus miembros con una filosofía centralizada que aseguran “cumplimento AML o antilavado de dinero y centralizado”. Eso genera un desajuste con la definición de la criptomoneda, debido a no estar descentralizado, no ejecutar el software de código abierto y sin registro público.

Los documentos y servidores fueron confiscados de “One Network Services” EOOD, una empresa búlgara que actúa como representante y distribuidor de OneCoin, así como de otras 14 compañías. 50 testigos fueron interrogados durante la redada, pero aún no se han realizado arrestos.

¿Qué pudo pasar en el pasado de Onecoin?

La compañía se encuentra registrada oficialmente en los Emiratos Árabes Unidos como “OneCoin Ltd.”, pero el informe de la policía búlgara alega, que la fraudulenta la empresa opera por medio de un representante quien enfrentó cargos de fraude en Kazajstán en mayo de 2017, y en India, la policía arrestó a 23 personas en relación con el esquema piramidal de OneCoin en julio de 2017.

Recientemente, en agosto de 2017, la Autoridad de Defensa de la Competencia y de calificó OneCoin con un esquema Ponzi y dando por resultado una multa de  2,5 millones de euros, la primera multa financiera de la empresa.

El portal Cointelegraph ha previamente denunciado OneCoin como un esquema Ponzi , advirtiendo a los lectores que se mantengan alejados de la moneda.