En las últimas décadas se ha visto un avance tecnológico sin precedentes, y cada vez es mayor. Mas específicamente, en el campo de la computación, se han visto tecnologías innovadoras hechas hace 5 años siendo obsoletas actualmente. Cada día sacan artefactos nuevos que nos dejan sorprendidos con sus capacidades. Las computadoras cada vez son más rápidas y más eficientes.

El término computación cuántica puede sonarte futurístico y confuso, pero la realidad es que ya está siendo desarrollado. Esta nueva tecnología revolucionará el mundo de la informática, y en general al mundo en su totalidad.

Una computadora cuántica trabaja con ceros y unos. Estos números son representados por electrones que se alteran entre dos estados de energía. A diferencia de una computadora convencional, donde se utilizan bits, aquí se usan qubits, donde se realizan distintas operaciones paralelamente.

El principio básico reside en que, las propiedades cuánticas pueden usarse para representar datos y realizar operaciones sobre ellos. Aquí se abren nuevas puertas que hacen posible generar nuevos algoritmos. Muchos problemas intratables ahora son muy posibles de resolver. En otras palabras, aquí se podrán trabajar en millones de cálculos o problemas a la vez. Con esto, diferentes cálculos y problemas pueden solucionarse entrelazándose y en simultáneo.

Ahora bien, ¿Cómo esto podría afectar al mundo de las criptomonedas?

Desde que, en 2009, Satoshi Nakamoto creo Bitcoin, ha habido un crecimiento exponencial con las criptomonedas y su tecnología blockchain. Día a día se crean nuevas criptomonedas y ya existen muchas bastante grandes y conocidos en todo el mundo. Desde el principio se sabía que habría muchos obstáculos que podrían ralentizar este mercado, pero todos, por el momento, han sido superados.

A diferencia del pensamiento negativo o escéptico de muchas personas, incluso de economistas y políticos, las criptomonedas se han mantenido firmes, y creciendo en importancia con cada día que pasa. Cualquier oposición económica, política, tecnológica y cultural ha sido superada, o está en proceso de superarse. Cada vez ha ido ganando mayor aceptación a lo largo del mundo.

A pesar de todo esto, a este mundo de criptoactivos le faltan muchos retos por superar. Las regulaciones inminentes que los gobiernos quieren implementar, lograr establecerse en la vida de ciudadanos y ahora computación cuántica. Esta podría convertirse en una nueva amenaza o reto por superar, uno mucho más importante que cualquier otro.

En un estudio por la Fundación Bitcoin, sobre diferentes amenazas que la red Bitcoin enfrentaba, destacaban muchas cosas. Desde el desarrollo del software, minería, la red de pagos y las emisiones de dinero, hasta la aceptación del Bitcoin, la libertad y privacidad de los usuarios en la red.

Justamente acerca de este último punto de la privacidad, hoy aparece esta nueva amenaza, la computación cuántica. Esta tecnología, que puede desarrollar algoritmos criptográficos asociados, con su avanzado desarrollo, grandes recursos para financiación y el atractivo que tiene, sin duda la convierte en algo que analizar.

Por su gran capacidad de factorización, estas computadoras cuánticas serán una gran amenaza para los sistemas de seguridad a base de encriptación, que son justamente las plataformas donde residen las criptomonedas.

No obstante, esta amenaza aun no es concreta. Actualmente las computadoras en desarrollo no podrían afectar estos sistemas, como el del Bitcoin, por ejemplo, ya que aún no está al nivel de desencriptar el sistema ECDSA que es el que utiliza. La amenaza reside en un descubrimiento teórico en sí.

El descubrimiento es el algoritmo de Shor. Hace 20 años, un profesor de MIT, Peter Shor, descubrió un algoritmo para poder factorizar mucho más eficiente. Este nuevo sistema, que ahora es posible, ofrece una factorización perfecta para el desarrollo de sistemas más grandes y poderosos. Ahora bien, computadoras cuánticas más poderosas, capaces de desencriptar los sistemas de las criptomonedas, están por ser creadas. Solo hace falta un esfuerzo de ingeniería para que sea posible. Además, el atractivo de muchos bancos y gobiernos por poder quebrar los protocolos de seguridad de las criptomonedas es grande. Por lo tanto, seguramente pondrán mucho dinero para alcanzar este objetivo.

Avances

Cada año hay nuevos avances en este campo. Se logran crear computadoras con más capacidad de partículas cuánticas que equivale a mayor fuerza y rapidez. El problema es que controlar los estados de las partículas cuánticas es muy difícil. Actualmente, el récord de capacidad de los ordenadores cuánticos es menor a una decena de qubits, una cifra inferior a las computadoras tradicionales.

A largo plazo, el objetivo fundamental es desarrollar ordenadores cuánticos uniendo la capacidad de realizar distintas operaciones efectivamente. La diferencia de velocidad de procesamiento entre las computadoras cuánticas y las clásicas es enorme, incluso millones de veces mayor.

Por lo tanto, con estos avances, es obligatorio poner este tema en la mesa. Se tienen que discutir soluciones de seguridad ante esta inminente tecnología que vendrá en los próximos años y amenaza con las criptomonedas tal y como las conocemos. La seguridad de las criptomonedas actualmente es sólida, pero en un futuro tendrá que enfrentar los retos que le pueda presentar la computación cuántica. Se tendrán que ir construyendo soluciones que puedan fortalecer la seguridad de estas redes de criptomonedas, en especial los algoritmos de criptografía.