Ripple es una de las criptomonedas que está dando más de que hablar en el 2018. Se han enfocado en conseguir asociaciones con distintas entidades financieras para crear un ecosistema transaccional para sus usuarios. Ya habíamos mencionado el potencial de Ripple por la gran cantidad de bancos e otras instituciones que se le unen. Hace poco discutimos la asociación con Western Union y su impacto, ahora es Itaú Unibanco, el banco más grande de Brasil y de toda Latinoamérica, que se decide por la plataforma de Ripple.

Este 21 de febrero, el equipo de Ripple revelo que Itaú Unibanco, el banco más grande de América Latina por capitalización bursátil, utilizara xCurrent del blockchain de Ripple para su procesamiento de pagos transfronterizos. Aparte de eso también confirmo que IndusInd de India, InstaRem de Singapur, Beetech de Brasil y Zip Remit de Canadá, adoptarán diferentes plataformas de Ripple para la facilitación de pagos internacionales en tiempo real.

Bastantes bancos en todo el mundo, en especial los bancos principales de Japón y Corea del Sur, están actualmente utilizando la plataforma de Ripple, xRapid. Con esto logran reducir costos operativos procesando pagos entre bancos.

Itaú Unibanco, IndusInd y uno de los más importantes proveedores de remesas en Singapur, InstaReM, utilizaran xCurrent para liquidar pagos entre los proveedores de servicios financieros internacionales.

Patrick Griffin, director de negocios de Ripple, dijo:

“El problema de los pagos es un problema global, pero su impacto negativo afecta desproporcionadamente a los mercados emergentes. Ya sea que un docente en los Estados Unidos envíe dinero a su familia en Brasil, o un pequeño empresario en la India tratando de mover dinero para abrir una segunda tienda en otro país, es imperativo que conectemos las instituciones financieras del mundo en un sistema de pagos eso funciona para sus clientes, no contra ellos “.

Ripple ya ha enfatizado la necesidad de una solución blockchain en las industrias de remesas, sobre todo para mercados emergentes. Ellos aseguran que su tecnología blockchain facilitaría el proceso para enviar dinero desde el extranjero a sus países de origen.

Ya están asociados con algunos de los más grandes proveedores de remesas del mundo, como MoneyGram, para procesamiento de pagos. La clave será unir una conexión entre proveedores de remesas y lograr una plataforma descentralizada. Aquí, las instituciones financieras podrían enviar y recibir dinero entre ellos sin ningún problema.

RippleNet para unir todo

Y para esto esta RippleNet, la forma que tienen de conectarlos a todos. Ellos ya están logrando este proceso. Ya han incluido proveedores de servicios de remesas por Singapur, China, entre otros países, sobre todo en Asia.

Sin duda 2018 será un año donde se escuchará mucho de Ripple, ya sea por su moneda XRP, o por sus plataformas y proyectos Ripple. Tendrán que justificar sus asociaciones con mayores volúmenes de transacciones. Eso si, se han rodeado de instituciones financieras importantes que dan seguridad de estabilidad. Por lo tanto, estar pendiente de Ripple para el futuro puede ser una buena decisión.